miércoles, 6 de junio de 2007

Operacion Captura Salvamento



OPERACIÓN DE CAPTURA/SALVAMENTO DE LOS ÚLTIMOS 4 HIJOS DE “DAMA” POR
VOLUNTARIOS DEL REFUGIO “ASOCIACIÓN AMIGOS DE LOS ANIMALES DE GRANADA”
Dama es una perra preciosa color crema, cruce de
labrador, con un ojo azul y otro marrón que fue
abandonada preñada en un vertedero junto a las Canteras
de Atarfe (Granada). Cuando tuvimos noticia de ella ya
había parido 8 cachorritos. Uno de nuestros Voluntarios
del Refugio “Asociación Amigos de los Animales de
Granada” pudo capturar hace unos meses a Dama junto a
3 de sus cachorros (Aaron, Ema y Salomé), tras meses de
dedicación continuada y no poco esfuerzo. Actualmente
se encuentran los 4 en nuestro Refugio.

Los 5 restantes no pudieron ser rescatados entonces y
fueron el objetivo incansable de dicho voluntario, que
durante 1 año estuvo dándoles el único sustento y cariño
que recibían. Uno de ellos murió hace unas semanas
atropellado por un camión, y para los 4 restantes, dos
hembras y dos machos, tuvo que realizarse una operación
de captura/salvamento, pues las condiciones en que
vivían eran ya alarmantemente preocupantes; en medio de
escombros y matorrales malvivían con una extrema
delgadez llenos de pulgas y garrapatas. Uno de ellos tenía
una espiga clavada en el lagrimal del ojo, que le
provocaba una herida sangrante y además cojeaba
seriamente de una pata, mientras que una de las perras
tenía sangre en una de las patas traseras.
La operación no se vaticinaba nada fácil, pues los perros
tenían ya un tamaño grande y estaban recelosos con el
ser humano, por las frecuentes pedradas que le tiraban
algunos camioneros y usuarios del polígono industrial
próximo al vertedero. Además se unía el hecho de que las
dos perras estaban en celo y probablemente preñadas
Fue entonces, cuando el pasado sábado 26 de mayo nos
dirigimos 5 voluntarios al lugar con el firme propósito de, al
menos, capturar a las hembras. Se les administró cebo
con una serie de medicamentos dispensados por nuestros
veterinarios del Refugio, para así adormilarlos. Incluso así,
no fue nada fácil pues la adrenalina de estos perros impedía hacer el efecto esperado de dichos
medicamentos.
Se pudo capturar a un primer macho sin muchos problemas a los 30 minutos del suministro del
cebo, mientras comía un gran caldero de arroz blanco con pollo junto a la furgoneta en la que se
pretendían trasladar. El resto de perros presentaban mayor complicación, pues al preparar
sigilosamente la red para atraparlos mientras comían, salieron en estampida cada uno en una
dirección, pese a que unos segundos antes se encontraban dando contoneos por la acción del
tranquilizante.
Tras una larga persecución se consiguió desviar a una de las hembras a una calle sin salida, pero
bastante ancha, momento en el que nos reunimos los cinco voluntarios y tras arrinconarla se le
echó la red y una manta para taparle la cara para así evitarle más nerviosismo. Estupendo, ya
teníamos al segundo.
Se anduvo detrás del macho, de los dos perros que quedaban, pero no se consiguió desviarlo a la
misma calle sin salida, sino que salió monte arriba. Tras varias corridas, se consiguió también
guiarlo a la calle sin salida y nuevamente, con la ayuda de la red y la manta conseguimos
capturarlo. Genial, ya teníamos al tercer perro.
El cuarto perro, una hembra, se le había perdido la pista hacía ya muchos minutos, pues al
encerrar al primero desapareció en un instante sin saber nosotros hacia donde se había dirigido.
Se trataba sin duda, del perro más vivaz de los 4 y el más desconfiado. Nuestra preocupación
crecía por momentos, pues el dejar a uno de ellos solo, y encima hembra, le iba a traer pocas
oportunidades de subsistencia. Se recorrieron todos los cerros limítrofes durante bastante tiempo,
cuando finalmente se la divisó medio adormilada bajo un olivo. Fue entonces cuando la rodeamos
equipados con la red y la manta, pero sacando fuerzas la perra salió al trote monte arriba.
Nuevamente nos dirigimos en su búsqueda comprobando las posibles ubicaciones donde podía
haberse acurrucado sedada, pero no aparecía por ninguna parte. Finalmente en las proximidades
del furgón donde se guarnecían de la lluvia, se la divisó con una gran debilidad, pero con el temor
de que saliera nuevamente corriendo. Nos organizamos para rodearla pues parecía que estaba
arrinconada, pero cuando nos dirigíamos hacia ella empezó a escurrirse por la zona que quedaba
entre la rueda trasera y el amortiguador, momento en el que una voluntaria la pudo sujetar por la
ingle, en el último momento, y tras traerla hacia nosotros, la perra se reveló e intentó mordernos.
Finalmente sujetándole por el cuello se le pudo inmovilizar con la red a este cuarto perro. Dios
mío, lo conseguimos! Solo faltaba trasladarla en peso (unos 40 kg) a la furgoneta, que se
encontraba en el extremo opuesto del vertedero.
Fue por tanto una gran tarde, en la que nos sentimos muy orgullosos por la captura/salvamento de
los 4 perros, que duró más de 3 horas. Lo habíamos conseguido!
Los perros fueron trasladados al Refugio y albergados en las correspondientes jaulas, a la espera
de llevarlos próximamente al Veterinario para que se les pueda hacerle un reconocimiento
general, administrarles las vacunas necesarias, las curas precisas y la castración de las hembras.
Terminado este primer capítulo por parte de la “Asociación Amigos de los Animales de Granada”
te preguntamos a ti, si a ti:
¿ quieres ser partícipe del futuro de estos perros, o de cientos como ellos, cada uno con
historias parecidas?
ADOPTALOS



Y SI NO TE ES POSIBLE, AL MENOS APADRINALOS ( 7 €/MES)
PERMITENOS SEGUIR LUCHANDO CONTRA EL
MALTRATO Y ABANDONO ANIMAL DE LOS MÁS DE
6000 PERROS Y GATOS QUE CADA AÑO SE
ABANDONAN EN GRANADA.
“ASOCIACIÓN AMIGOS DE LOS ANIMALES DE GRANADA”

1 comentario:

Plataforma en defensa del animal abandonado dijo...

animo a todos los "héroes del silencio". Se merecen lo mejor del mundo. Queremos que España se convierta en un país civilizado... falta mucho todavía pero hay que empezar dando pequeños pasos.